El mejor del mundo renuncia a ser el mejor del mundo


Hoy les he explicado en clase a mis alumnos que la mayor gloria que un profesor puede tener, a mi entender, es que sus alumnos sean mejores que él. Hablábamos de Buber y Levinás, no era un comentario de pasada, sino una realidad filosófica, metafísica ética. Por la tarde, aprovechando el tweet de un exalumno, se lo he recordado. ¡Debes ser mejor que yo! ¡Hasta entonces no seré un buen profesor! (seguir leyendo)

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s