A mí también me gustaría vivir en otro mundo, pero no en el tuyo


Prefiero el idealismo de algunos hombres buenos al realismo desenfadado y crítico de algunos jóvenes ingenuos. Ni todos los hombres son buenos, ni todos los jóvenes ingenuos. Cuando se ponen unos y otros a escucharse nos damos cuenta de que quizá lo mejor sea lo primero, si todavía conservan sus ideales. (seguir leyendo)

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s