El valor del esquema


Mientras estudiaba Magisterio pensaba que alguna que otra didáctica nacía en los despachos de quienes no tenían contacto alguno con los niños, ni con los jóvenes, ni con la educación más allá de lo que los libros pueden decir de los niños, de los jóvenes o de la educación. ¡Qué pobreza más grande! ¡Qué idealistas más ridículos! (seguir leyendo)

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s