Si dejas la fe, ¡te acompaño!


Lo digo en serio y de todo corazón. Nadie mejor que un cura, probablemente, para hacer este camino contigo. Y hacerlo con salud e integridad. ¿Razones? Porque nadie mejor que él sabe lo dura que puede llegar a ser la vida en la fe, ni lo difícil que es creer. Ayer mismo se lo decía a un amigo que en confianza me decía que estaba perdiendo fe y vocación, y casi todo lo importante que había en su vida. (seguir leyendo)

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s