Decir las cosas con sencillez


En línea con el post de ayer, al hilo de la lectura nada fácil de Chesternon, me doy cuenta de que en nuestro mundo lo sencillo está al alcance de unos pocos, muy pocos, seres libres y espíritus justos. De alguna manera me doy cuenta de que lo hemos complicado todo, y que las verdades más sencillas de la existencia están ahí, ante nuestros ojos, un tanto aparcadas y un tanto despreciadas. La sabiduría, dicho sea de paso, se alcanza no en la complejidad sino al saborear repetidas veces esto humilde y sencillo, esta verdad incontestable de la vida, esta verdad pura y solemnemente profunciada por la realidad de la que se hace eco todo el universo. (seguir leyendo)

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s