Mi primera reunión del curso


Yo me esfuerzo, pero no me hacen caso. Soy partidario de un primer día laboral apacible y sin sobresaltos. Como esos que salen en las noticias, de los que juntan a los trabajadores en la terraza de un edificio con piscina, de los que tienen tiempo para contarse qué tal el verano. Pero, lo dicho, ¡ni caso! Primer día de trabajo en la escuela y les ponemos exámenes a los muchachos, que luego toca corregir, y por la tarde una bonita reunión (encuentro) de larga duración, de las que sabes que comienzan a primera hora de la tarde en Madrid (y hay que coger coche y esas cosas) y normalmente no sabes cómo terminará. Esta vez nos ha salvado que uno del equipo debía coger un tren relativamente pronto. (Seguir leyendo. Como ya sabes este blog ha mudado…)

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s