A los que hoy se casan, están casados o se lo andan pensando


¡Sed felices! Os lo digo de corazón, casi empalagosamente. ¡Sed felices! Ninguna otra meta puede ser ni tan humana, ni tan deseable, ni tan esencial hoy como esa. ¡Sed felices! Os lo repito cansinamente, ¡sed felices! Los días que corren, que son todos, pueden dejar huella en vosotros si no vivís en las nubes de la ignorancia, del deseo, de lo meramente esperado. Comprometed vuestras vidas en esta alta meta, tan pegada a la tierra y a las cosas de los hombres, como encumbrada sobre las montañas, los cerros altísimos y las nubes del horizonte. (seguir leyendo)

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s