Decididamente breve


La longitud de mis post supone un problema en la vida diaria, y lo comprendo perfectamente. Me lo han comentado amigos y desconocidos, otros blogueros y anónimos internautas. Hoy triunfa lo breve (efímero), lo corto (sentencioso), el sentimiento (fugaz). Así quiere vivir el postmoderno, así se canoniza en todos los artículos que hablan del triunfo y del éxito bloguero en internet, en las redes sociales y demás aspectos novedosos de este mundo que vamos creando. Es breve porque se ojea, se puede leer y después se pasa a otra cosa, carece de continuidad, y no puede llenar demasiado la vida que, de por sí, parece cargada e inmersa en multitud de afanes. E impone su criterio denodadamente, repetidamente, retuiteando sus palabras, y las de otros, enfocándose en una dirección: lo breve, si bueno, dos veces breve (¿No decía algo así el refrán?)

Elijo no ser breve por diversos motivos. Tampoco quiero ser “extenso” y “largo” de partida.

  1. Uno de ellos, sentirme libre, en medio de una sociedad encorsetada en patrones similares. Mantengo un punto reivindicativo, de los que quieren ir contracorriente, que me ponga en contacto con quienes quieren que las cosas sean de otra forma. Muchos se han plegado ya, y fomentan una forma de bloguear pensando más en llegar a muchos que dedicando esfuerzos por hacer bien las cosas.
  2. Otro motivo sería que, dados los temas que trato, intuyo que decir dos o tres palabras sin más probablemente contribuiría más a la confusión que a aclarar algo. Cuando recojo trabajos de mis alumnos que hablan de la felicidad en un párrafo, o de la amistad en dos líneas, o pretenden resumir la vida de alguien con dos fechas (nacimiento y muerte) y a qué se dedicó, algo me dice que se han dejado mucho por el camino, o no le han dedicado el tiempo necesario. Pues lo mismo en el blog. Hablar de la vocación, de la amistad, de los deseos, de la vida eterna, del diálogo, de la libertad, de la justicia… se me antoja poco breve.
  3. Como tercer motivo señalaría que mi forma de escribir, la que he descubierto, se asemeja más a dejarse llevar que a una síntesis forzada. Y por el camino encuentro agrado en disfrutar palabras, andar tras la pista de sinónimos y parafrasear, huyendo de una aparente precisión terminológica y vital. Profesionalizar mi manera de escribir para ser aceptado por un mega-editor de internet, bien pudiera compararlo con negar quién y cómo soy. Aquí disfruto, aquí doy rienda suelta a la imaginación, aquí me explayo y desparramo. No te miento, pero para mí escribir es tan sencillo como ponerme delante de la hoja en blanco, poner un título sobre algo que ha ocurrido y comenzar a teclear. No he recogido notas antes, no tengo palabras estrella que introducir en momentos oportunos. Nada de esto. Quiero dejarme llevar, y las letras crean imágenes, y las imágenes metáforas, y así voy escalonadamente llegando a donde tengo que llegar. Escribir me nutre.
  4. Y por último, porque una de mis intenciones en el blog es relacionar la vida cotidiana con otras realidades que nuestra sociedad ha aparcado y alejado de tal modo que el viaje para encontrarse de nuevo con ellas y atisbarlas suele ser, de por sí y sin querer acaparar nada, largo, profundo y costoso. Por eso habitualmente parto de narraciones de hechos, de encuentros con personas, y posteriormente me voy acercando a otros mundos.

Quien se acerque al blog para encontrar algo breve se topará de bruces con una sopresa no esperada. Y, en parte, lo siento. Ojalá pudiera ser de otro modo, pero me parece imposible esa vía. Ojalá pudiera este blog no quedarse sin más en sus letras y seguir dialogando, como con algunos he hecho, fuera de sus “muros virtuales” y hacer aún más largo el tema aquí iniciado, o iniciado, mejor dicho, en la vida siendo cada entrada una prolongación y profundización en lo vivido. Un amigo, y mucho menos un hermano, no pregunta nunca qué tal estás y se vuelve rápidamente a otra cosa. La relación personal se cultiva en los largos ratos de conversación pausados, en los diálogos que van de un tema a otro, en los abrazos que parecen eternos. Y de esta pausa, de esta longitud, de este ritmo estamos necesitados en nuestro mundo de hoy .

Anuncios

10 pensamientos en “Decididamente breve

  1. “lo bueno, si breve, dos veces, bueno”… no al revés… jajaja
    pero como siempre, das en el clavo. Me alegro de que no sea breve.
    un abrazo

  2. Pensé que era solo yo el que tenía el problema en seguirte ,de verdad que lo intente , los temas me interesaban, a la mitad o menos los dejaba ,se filosofaba , se comparaba ,se contaban historias y como dices bien ,la sociedad no está para este tipo de post.
    Trate de borrarme ,pero no lo logre ,
    Gracias por tus buenas intenciones..

  3. Me gusta “tu” modo.
    Aprendí a esperar mi tiempo oportuno para poder leerte. Ya sé de antemano que no serán cosas que pueda leer de corrido sin más y a otra cosa. Sé que muchas veces leerte me genera cosas dentro, preguntas que no me sale muchas veces “exponer”, cosas que me quedan dando vueltas para la rumia; otras veces es sentir identificación real con cosas que escribís, y agradecer que tus palabras me espejen cosas que no sé nombrar yo misma.

    Me gusta así 🙂

  4. No cambies. Los temas que eliges y expones brevemente explicados se quedarian sin mucha explicacion. Valga la redunddancia. A mi me encanta. Aprovecho para felicitarte por el blog.

  5. Tu blog eres tú. Te pertenece. El que otros vengan a beber de él no s razón para perder este maravilloso rincón encontrado. Yo te leo cuando puedo. Cuando no puedo, el que lo lamenta soy yo… 🙂 Abrazos…

  6. Pingback: Post de mayo 2012 | Preguntarse y buscar

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s