Volver a empezar la semana


Las semanas se entrelazan con un ritmo metódico y estable. Siempre de la misma manera, cada domingo por la noche nos vamos a dormir con la sensación de “volver a empezar”. Lo que un amigo mío llama “síndrome de repetición“, que parece concentrarse de manera privilegiada en ese preciso instante. Del que no pocos no consiguen salir en la vida, con la amarga sensación de que todo vuelve a ser lo mismo.

Para romper esa cadena aplastante, os propongo lo siguiente, en ese preciso momento de acostarse el domingo por la noche o al empezar justo el lunes por la mañana:

  1. Escribe en qué eres diferente a la semana pasada, por lo que haya ocurrido en tu vida, o por lo que hayas visto a tu alrededor, o por cómo estás tú personalmente. Dicho de otra manera, ¿en qué has cambiado? Sea para enriquecerte o empobrecerte, pero en qué puedes decir que no eres exactamente el mismo. Es un ejercicio de “memoria” y de “pasado”. Que dicho sea de paso, te hace pensar en si llenas tu vida o simplemente la vacías de tiempo.
  2. Por otro lado, sería interesante que te planteases los retos que ya has programado para los próximos siete días. Esos que están escritos en la agenda, y que se pueden ver de un vistazo. ¿Alguna novedad? ¿Algún punto álgido? ¿Algún momento al que quieras o vayas a dedicar especial énfasis, preparación o dedicación? Si lo marcas con decisión como un tiempo fuerte, también sentirás que no hay esa triste repetición de la que algunas veces presume nuestra debilidad. Si utilizas alguna aplicación informática para ordenar tus actividades, márcalas de un color llamativo. Te ayudará a centrar.
  3. Sin embargo, no conviene enfocar de manera exclusiva todo en un único aspecto concreto y simplón. Porque el resto entonces carecería de sentido. Te propongo entonces que escribas qué quieres cuidar de tu vida cotidiana durante esta semana que empiezas. Esto es, que tomes las riendas de tu normalidad. ¿Alguna persona a la que cuidar con más mimo? ¿Algo que hacer con más pausa? ¿Algún tiempo que romper para que surja algo nuevo? ¿O algo que no repetir porque ves que así no va bien, que puedes hacer de diferente manera?
  4. Y por último, al margen de tu agenda y de tu normalidad, ¿por qué no te tomas en serio que eres libre y que vas creciendo y construyendo, y que vivir es un don inmenso del Padre que no puede ser desperdiciado perdiéndose en vulgaridades? Haz algo diferente, levántante con otra cara, abre las puertas de la imaginación a otras acciones, a otras personas, a otras realidades. Haz algo diferente si es que sientes que todo es siempre lo mismo, y disfruta del don de la vida. Sobre todo, y esto se descubre con el tiempo, ama a las personas que tienes cerca. No lo programes, ni lo normalices, porque perdería todo su significado y sentido. Haz de ello algo nuevo cada día. Redondea los días que pasan, no los taches. Vívelos, no permitas que se escapen. Ama, y haz lo que quieras. Si tienes que llorar para amar, ama. Si tienes que madrugar para amar, ama. Elige siempre el amor, y el síndrome de repetición desaparecerá. Porque el amor lo hace todo nuevo, la pasión enchufa energía, la proximidad a la gente genera sinergias, la palabra de otro siempre despierta. El contacto que el amor quiere no es sensible, sino de corazón a corazón, del que se ofrece. Ama, y verás cómo todo es diferente, se hace nuevo, disfruta cada momento.
  5. Siéntete llamado a la Vida, retoma tus decisiones fundamentales para ser fiel a ellas. Repásalas. No sea que hayamos dado por seguro que estamos dentro de su marco general, y andemos lejos del círculo que quisimos dibujar con ella. No sea que, por no dedicarle tiempo, se haya marchitado la libertad primera, la pasión primera y lo que nos trajo donde estamos. Aquella vocación primera, cuando la memoria nos hace pensar en la rutina, debería servir de acicate para despertar todo cuando parecía latente.
Anuncios

Un pensamiento en “Volver a empezar la semana

  1. Pingback: Post de marzo 2012 | Preguntarse y buscar

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s