Saber difundir contenidos en las redes sociales


Existen numerosas páginas que nos dan soluciones, más o menos mágicas, rápidas y fáciles, en forma de consejos asequibles para saber difundir nuestros contenidos en las redes sociales. Como por ejemplo, ser breve, ser creativo, ser dinámico, ser constante, tener un “público definido”, mantener una línea concreta, ser atractivo en la presentación, darle a la gente lo que está pidiendo, comprender la mecánica de los buscadores, ampliar las referencias en otros blogs y utilizar adecuadamente las redes sociales… Conclusión: no es tan fácil. Por lo que, por otro lado proliferan empresas y personas que se encargan de estas tareas por ti, sustituyéndote en esta labor, si tus intereses son mayores de los habituales, porque o bien no todos tienen tiempo o bien es una tarea más complicada de lo que parece.

¿Por qué no llevar la contraria a todo esto?

  1. Llevar la contraria a la brevedad. Apostar por la profundidad o la expresividad.
  2. Ir contracorriente en los contenidos. Es también ser original.
  3. Procurar no fijar público, tanto como dar libertad.
  4. Hacer de internet un medio para relacionarse con amigos, y con desconocidos.
  5. Prestar atención a lo que no es simplemente eficaz.
  6. Dejar de llamar la atención y hacer ruido continuamente.
  7. Buscar la emotividad, conectar con las personas.

¿Hemos dejado de confiar en la libertad de expresión y en la libertad de los contenidos para “plegarnos” a una forma de hacer las cosas que viene dada “en este nuevo mercado”? ¿Confiamos sólo en las estadísticas para valorar la bondad y la conveniencia de las publicaciones? ¿Todo esto es para “mejorar” o tiene otras consecuencias? ¿Se establecen esos criterios como los prioritarios a la hora de desarrollar un proyecto en internet, de abrir un blog y de publicar en una web? Estar presente en internet, puede ser igualmente frustrante. Y aprender a llevar esta “frustración” respecto al propio blog es adecuado.

  1. Me parece importante, primero y antes que nada, desarrollar un carácter propio que mantenga una línea, aunque sea contracorriente. Y esto, tanto en la vida real como en internet. El medio elegido al efecto (videoblog, fotoblog, blog a secas… o redes sociales) debe adaptarse al carácter propio. Si fuera a la inversa, estaríamos construyendo internet empezando al revés: de los medios a las personas, no de las personas a los medios.
  2. Confiar en que, si a alguien le parece interesante y adecuado, pondrá también de su parte para darlo a conocer a otras personas. Una difusión que alcanza, por lo tanto, nuevos sectores de la red. Poner medios para ello, es lo máximo que puede hacer un blogger. Y Y esto, insisto, tanto en la vida real como en internt.
  3. Comunicar es una tarea de doble dirección, y de múltiples marchas. No siempre se puede mantener el mismo nivel, y eso no significa frenar y romper la relación. Habrá días con mucha interacción, otros con menos. Más allá de los comentarios, también existe la relación a través de blogs de otras personas, las citas, las referencias, los márgenes del blog…
  4. Por otro lado, también se indica que debe existir un programa claro y definido. aunque las preocupaciones sean abundantes. De modo que se siguen blogs, y contenidos, en lugar de atender a personas en diferentes ámbitos. Me encanta la expresión “seguir“, en lugar de “suscribirse”, porque demuestra una visión de conjunto mayor y una movilidad más amplia.
  5. La amplitud de la red se puede abordar de muchas maneras. Somos siempre deudores de una de ellas. Como un mar sin fondo, como un océano por donde navegar, o como un mapa que ir componiendo. El punto de partida condiciona el de llegada. Llevo tiempo siguien bastantes blogs y webs a través de los medios que dispongo, no bajo el número sino que se incrementa cada día, y me parece entusiasmante abrir realmente esta ventana al mundo.
  6. Mostrar la propia libertad, como fuente de éxito. Cada vez escucho más críticas respecto a los “direccionismos” y el hipercontrol de la red en diversos ámbitos, como pueda ser el manejo que hace google de su lista de números 1, los condicionantes que establecen en los usuarios los temas que son TT y las batallas que generan de carácter partidista y político. Parece que, en lugar de mostrar la diversidad, los enfoques que se provocan tienden a la manipulación en lugar de la libertad. “Todos por este aro”, y a saltar.
  7. En cualquier caso, y pese a la que pueda estar cayendo y callando, opto últimamente por la visión positiva de todo este “macromundo” pantallesco. Sin lugar a dudas, internet genera una reflexión compartida diariamente de un volumen brutal. Además, se ofrece sin saber bien a qué destinatarios puede llegar. La lista de RT sucesiva de dos o tres personas te sitúa en otro continente fácilmente, con alguien que quizá esté pensando lo mismo que tú, o que sus discrepancias estimulen el diálogo e intercambio de ideas que ha hecho crecer a la humanidad y situarla donde está. Y eso, por encima de todo, ahonda en la bondad de internet, en la creación de nuevas estrategias, en la superación del marketing, publicidad o difusión.
  8. Y la mejor forma de que tu blog llegue a otras personas es saber que cuentas con el apoyo de aquellos que tienes cerca. Dando cabida y escuchando siempre a aquellos que están lejos.
Anuncios

Un pensamiento en “Saber difundir contenidos en las redes sociales

  1. Pingback: Post de febrero 2012 | Preguntarse y buscar

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s