Las “segundas” naturalezas


Esta cuestión es tan emocionante, que escribir “segunda naturaleza” en google nos conduce hacia 270.000 de respuestas. Lo cual es imposible de leer, o siquiera ojear. Tan alabable como condenable. Como en todo, hay quien protesta, sospecha y se queja porque no sabe hacer otra cosa. Se entiende que la cultura, el hábito y la costumbre, se “apegan al ser humano” de tal modo que constituyen para él una segunda naturaleza humana, sin que sepamos exactamente qué es “de fábrica y origen” y qué es “provocado o aprendido”. De modo similar a la naturaleza humana, sus costumbres y estructuras personales y sociales, se afirman como la atalaya (o pozo) desde el que el capaz de mirar el mundo. Un condicionamiento o determinación de la que no puede desvestirse con facilidad, y que está abierta/orientada de modo concreto en una dirección, o está cerrada/desorientada en algún sentido. Esta doctrina y lenguaje provienen de Aristóteles y Tomás de Aquino, fundamentalmente, aunque es un asunto que a pocos ha dejado realmente indiferentes. Por mi parte, voy a “tunearla”.

  1. Insuficiencia de la naturaleza primera, como insuficiencia del sujeto aislado y completo por sí mismo. No vale decir “somos personas”, sino de forma afirmada en el espacio y el tiempo, en la realidad. Lo cual pone en contacto y abre “a los otros” de forma definitiva y decisoria.
  2. Correcciones a la naturaleza primera. Frente a quienes opinan que en “ser humano” está dicho todo, la segunda naturaleza viene a redirigir y ordenar todo el potencial de la primera de modo que se reconoce que no todo lo que se esconde en la primera naturaleza es adecuado o bueno para el ser humano.
  3. La indefensión de la libertad. La libertad, condenada permanentemente a elegir y enfrentada permanentemente a múltiples posibilidades terminaría “enloqueciendo” prácticamente. La segunda naturaleza viene en ayuda de su fragilidad y de su memoria, fortaleciendo y recordándole elementos de básica importancia para que la libertad, estratégicamente, se pueda dedicar a seguir conquistando regiones humanas de su propia existencia.
  4. Los peligros de la segunda naturaleza. Son permanentes y evidentes, de donde también deberíamos dedicar un tiempo, no excesivamente breve ni mediocre, a revisar por qué caminos andamos “habitualmente”, es decir, movidos exclusivamente por “lo de siempre y de la manera acostumbrada”. Porque, a la espalda de las virtudes se atrincheran los vicios y los prejuicios, que suponen también una merma de humanidad flagrante. El mayor peligro de la segunda naturaleza es la irreflexión y el descuido con uno mismo, la justificación permanente y la falta de contraste.
  5. Las múltiples opciones de la segunda naturaleza. Dentro de esa “humanidad adherida” incluiría, como hacen otros, de forma especial a la cultura (con sus avances, con sus artes y con su desarrollo) y a las personas (particularmente la familia y las relaciones de la escuela). Si bien en ambos casos, hay elementos que se “cuelan” de modo no reflexivo, suponen un gran descubrimiento para la conquista de la felicidad y de nuestro propio fin, en tanto que son nuevos horizontes desde los que seguir eligiendo y no terminan en sí mismos, reclamando otras opciones sucesivas y libres. Desde la cultura puedo moverme, y seguir buscando, hacia la verdad con las estructuras elementales que de ella he recibido. Y desde la familia y esas relaciones primeras, puedo escoger el trato con otras personas, comenzar a pertenecer y vincularme a otras estructuras sociales que me ofrezcan la posibilidad de seguir avanzando. Ninguna de ellas, siendo condicionantes, debería quedarse encerrada en sí misma con un poco de reflexión y actitud moral por parte del sujeto.
Anuncios

Un pensamiento en “Las “segundas” naturalezas

  1. Pingback: Post de febrero 2012 | Preguntarse y buscar

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s