2000 + 1


Para saber decir con precisión cuántas cosas son susceptibles de convertirse en “dominadores” de la persona en los tiempos modernos, y atraparlas el corazón, tendría que disponer de un tiempo largo y sosegado que ahora mismo no encuentro. Se me ocurren, de pasada, no pocas relacionadas con el Egoísmo & Company, el Consumismo & Company, el Aburrimiento & Company, la Diversión & Company, el Individualismo & Company, la Pereza & Company, y otras drogas de calibres similares… Nunca vienen solos. Eso lo tengo claro. Y saber mirar a través de todas esas realidades complejas para descubrir el tesoro que hay en el interior de cada uno, ser capaces de afirmar con claridad y firmeza la bondad su bondad por encima de todas ellas, supone un reto tan enorme que sólo algunos agraciados pueden disfrutar en esta vida. Entiendo que es algo en lo que podemos esforzarnos, que podemos cultivar, que podemos favorecer en nuestra experiencia y mirada, pero que se escapa de nuestras manos a la hora de hacer de ello algo “connatural” con nosotros mismos, desvelando nuestra propia realidad. Tengo que confesar que más de una vez, cuando estudiaba en la universidad Filosofía y fuera de ella, especialmente en momentos particulares de mi historia, enfrentarme con criterio a ciertos filósofos que consideran que el hombre es algo nefasto, casi un error de la naturaleza nada evolutivo, o que la sociedad es su gran yugo y condena, resultaba una proeza intelectual de la que acababa agotado y tocado en el foro interno. Es complicado defender ciertas cuestiones cuando no se cree, con racionalidad o sin ella, en la bondad del ser humano como punto de partida, y es cuestionable prácticamente todo, cayendo en las sospecha sistemática y en el retorcimiento de conciencia más radical, cuando miramos persuadidos de que algo esencial en él está o destruido o prácticamente roto.

Sin pretensión exegética de ningún tipo, me quedo sorprendido a leer y orar el texto del Evangelio de hoy. Mc 5,1-12. La curación/exhorcismo del endemoniado de Gerasa. Endemoniado, endemoniado. Tantos que se llamaban legión. Pues bien, en todo el pasaje parece que la mirada de Jesús es tan penetrante que, pese a todo lo que se muestra en apariencia, por encima y por los cuatro costados, él puede llegar al corazón y acoger su anhelo profundo. Pese a ver cómo es “presa fácil” de tantas y tantas realidades que le atenazan interiormente, Jesús se planta con libertad frente a un hombre que ansía, busca, anhela, desea y espera ser sanado, curado, perdonado, comprendido, reconciliado, acogido, amado, liberado. Y lo hace. ¡Qué gran milagro! ¡Qué deseables son! Es decir, que donde todos veían 2000 espejimos de la persona, Jesús encuentra el +1 que es auténtico, especial y único. ¡Esto es dicernimiento!

Para quien pueda tener dudas de algún tipo al leer la lectura, dos preguntas que puede hacerse: ¿Cuántas cosas dominan nuestras vidas a diario, en lo cotidiano y sencillo? ¿De cuántas somos capaces de liberarnos por nosotros mismos, y en cuántas nos mantenemos a la espera? +1 ¿Desearías encontrarte a alguien que sepa mirar por encima de todo esto quién eres realmente?

Los signos de la liberación de este hombre de Gerasa son también elocuentes y muy profundos: sentado, bien vestido y en su sano juicio. Frente a todo lo que puedan ser prisas y desvelos inútiles de un sitio en otro, como de flor en flor y sin saciarnos verdaderamente. Frente a todo lo que pueda ser “andar desnudos” o “con cualquier ropa”, ocultándonos y avergonzándonos, o sin nada que cubrir porque no somos capaces de dar valor a cuanto somos y tenemos. Y frente a los juicios insanos, dolidos y dolientes, que hacen daño y martirizan, que arremeten contra otros sin control, sin medida, sin hacer honor a la verdad.

Anuncios

Un pensamiento en “2000 + 1

  1. Pingback: Post de enero 2012 | Preguntarse y buscar

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s