Trastiendas


La trastienda permanece oculta, detrás de todo lo que se ve, aparece, se muestra y canta. Por lo general, lugar de engaños, donde está la verdad frente a las manipulaciones bondadosas y permitidas. Caben innumerables sospechas sobre esos rincones apartados donde todo parece decidirse y moverse con “hilos” poderosos detrás de los cuales parece que sólo se encontrarán intereses egoístas y quiebros a la realidad.

Conozco otro tipo de trastiendas. Las del trabajo bien hecho, las de la coordinación de personas para un proyecto común, la de los acuerdos y diálogos con unos y con otros, la de la búsqueda de la verdad y el ejercicio de la confianza. La trastienda del trabajo para que otros puedan disfrutar, la que monta y desmonta, la que llora y presenta sonrisas, y la que genera una comunión indescriptible. El verdadero encuentro se produce rompiendo las paredes de la apariencia, comprendiendo qué hay y qué queda cuando todos se van, qué has tenido que hacer durante meses para que un día salga bien, qué has tenido que estudiar para poder enseñar, qué has podido adquirir antes de entregar a otros. Grupos de trabajo, trabajo en grupo, preocupación de unos por otros, diálogos personales.

Anuncios

Un pensamiento en “Trastiendas

  1. Pingback: Post de enero 2012 | Preguntarse y buscar

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s