Queridos Magos del Oriente


De nuevo… me habéis hecho feliz. Un año más puedo decir, sin temor a equivocarme, que no estaba a la altura de las circunstancias, que lo recibido hoy (y ayer, y anteayer, y así durante todo el año) ha sido sin hacer ni la mitad de méritos ni habérmelo currado tanto en comparación con tan gran maravilla.

Para muestra un botón. El día de hoy ha sido maravilloso: amigos a los que he acompañado al aeropuerto, dispuestos a entregar su vida en países de los cuales otros sólo quieren salir, y allí mis amigos son felices; me regaláis una visita al hospital, a saludar gente genial y con ganas de vivir, junto a una comisión que os representaba dispuestos a contagiar aún más pasión por la vida, por el amor, por la cercanía… y cuántas cosas más; he disfrutado de conversaciones -varias, porque siempre son muchas incluso en un día- con buscadores de Dios, con personas alegres que no olvidan de dónde vienen y a dónde quieren llegar…

De nuevo, un año más, os vuelvo a pedir aquello que todos sabemos que es fundamental, que es lo más importante, que es todo aquello que adamos buscando y por lo que no nos importaría prescindir del resto de cosas. Ya sabéis a qué me refiero. No te lo pido con la boca pequeña, créeme. Y confío en que, una vez más, no tengáis en cuenta excesivamente mis muchos errores, confusiones, faltas y demás historias que lo empañan todo. Fijáos en lo bueno, quedáos con lo mejor.

Anuncios

Un pensamiento en “Queridos Magos del Oriente

  1. Pingback: Post de enero 2012 | Preguntarse y buscar

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s