La profesión de mayor felicidad


A propósito del artículo publicado en la revista Forbes, haciéndose eco a su vez de los resultados de un estudio sociológico realizado en la Universidad de Chicago durante más de tres décadas (este dato me parece muy importante) sobre una población de más de 27 mil personas (también relevante), ha salido hoy en todos los medios de comunicación que la profesión más feliz (donde se manifiesta mayor satisfacción) es ser cura. Después terapeutas, bomberos, maestros, artistas, profesores, psicólogos, educadores especiales… Y como toda lista tiene su final.

Leyendo la comunicación completa publicada por la universidad me doy cuenta de que ha sido un estudio serio. Y esto me alegra, independientemente del puesto que ha alcanzado cada uno de mis oficios actuales (soy cura, también profesor, un poco psicólogo, y de vez en cuando apago algún que otro fuego). Sin embargo mantengo mi punto crítico respecto a estas “matematizaciones y generalizaciones” insufribles que tanto agradan a nuestra sociedad de consumo, control y mejora continua. Donde yo pondría el acento sería en la vocación y el servicio que cada cual puede prestar, haciendo notar algo que hemos perdido en la sociedad del dinero y el capital: el trabajo es fundamental para alcanar la felicidad, no existimos en el mundo en departamentos estancos que puedan compensarse entre sí, y estamos en el mundo con un sentido y una misión a realizar que supera ampliamente nuestra propia felicidad, confort y tranquilidad; el trabajo es igualmente clave para alcanzar justicia social, para el desarrollo de la historia y para que otros puedan tener abiertas las puertas a la felicidad “personal” (individual leo yo muchas veces por ahí) a la que aspiro; o dicho de otro modo, la felicidad personal no consiste sólo en la alegría que un sujeto puede tener, sino el conjunto de la sociedad, el conjunto del grupo. Pongo un ejemplo muy sencillo: en una clase donde exista buen ambiente de relaciones y de trabajo los alumnos obtienen unos resultados académicos mucho mejores y se desarrollan más fácilmente las propias capacidades, se expresan mejor las dificultades y se superan conflictos sin grandes crisis (siento no poder aportar más datos que la experiencia personal y el diálogo con el colectivo de profesores con el que trabajo, he trabajado y “trabajaré”; vamos, que esto lo sabe todo el mundo sin que hagan falta “datos”). Otro ejemplo más cercano a muchos puede ser el de la familia. Y puestos ambos ejemplos, acepto excepciones a la regla general.

Por lo tanto, después de la lectura del artículo mencionado y de las noticias que han aparecido en prensa (a lo cual añado que una cadena de televisión no se ha dignado decir que “los curas” estaban en el número 1, ¡indignante!), expongo cinco claves vocacionales:

  1. Descubrir personalmente las inclinaciones a lo mejor que llevamos dentro. Y dejarnos guiar por el Espíritu (que es sacrificado, y pide valentía) más allá de los gustos y satisfacciones inmediatas.
  2. Tener presente a la sociedad en su conjunto (el mundo) cuando pienso en mi propio trabajo. Y si puedo, provocar directamente el cambio hacia una mayor justicia, sensibilidad, igualdad, cooperación.
  3. Levantarse todas las mañanas deseando hacer lo que hago, independientemente de que a los demás les parezca o no bien, les guste o no les guste. El tono personal hace que todo cambie.
  4. No dejarse aburrir por el mundo, por las noticias, por las personas “indeseables” que todo lo critican, y fijarse por encima de todo en lo estupendo y maravilloso, en lo bueno que hay en el mundo. Siempre es más, pero más silencioso y menos llamativo.
  5. Hacer de mi trabajo algo “mío”, dándole personalidad y apropiándonos de sus posibilidades. Abrir horizontes, campos, mundos, relaciones. Amplicar el universo y seguir colaborando con la creación a partir de lo pequeño, lo local y lo concreto.
Anuncios

Un pensamiento en “La profesión de mayor felicidad

  1. Pingback: Post de noviembre 2011 | Preguntarse y buscar

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s