Sin renunciar a la Cruz


Si tienes que sufrir para amar y alcanzar la plenitud, no dejes de sufrir ni un pequeño instante. Si tienes que esforzarte y cargar debilidades propias y ajenas en tu camino, y eso te hará feliz, no escatimes fuerzas y sigue adelante cueste lo que cueste. Si se presenta un reto día tras día, si con cada paso del camino sientes que avanzas pero aparecen cansancios, continúa en tu empeño. ¿Quién dijo que fuera fácil? ¿Quién no ha tenido dificultades, vivido momentos de tensión y de dificultad? ¡Nadie que haya tenido un sueño!

Sólo conozco un tipo de personas que no tiene sufrimientos en su vida, del tipo que sean, y son aquellos que ni luchan por nada, ni se mueven por nada, ni quieren nada. Bien porque les hayan robado, sin saberlo siquiera, la voluntad y el querer, o bien porque estén prácticamente “muertos” en vida. Sufren quienes quieren algo.

La Cruz es esencial en el camino de la vida cristiana, de ahí que quien opta por un cristianismo light no llegue a vivir en plenitud nada, y lo que empezó siendo algo divertido y alegre, termine igualmente sin sustancia, sin fuerza y tan debilitado que lleguemos a creer que no ha merecido la pena, que todo era una gran mentira y comiencen juicios de diversa índole. ¿Dónde estuvo el error pastoral, por qué los jóvenes terminaron fuera, qué pasó con el entusiasmo primero? Muy sencillo: no les contamos la verdad, les apartamos de la realidad y les introdujimos en el mundo de los sueños, no hemos querido que sean adultos y descubran por sí mismos todo cuanto hay en este gran tesoro pensando que se iban a escandalizar, que acabarían yéndose y confiando en que podríamos dar un vuelco a la vida cristiana. Sin embargo, el paso de los días y el camino de vida de cada uno terminó poniéndonos en nuestro sitio: apareció la Cruz y algunos no estaban preparados, no supimos cómo hablar de ella ni cómo seguir con algo divertido y alegre…

Anuncios

2 pensamientos en “Sin renunciar a la Cruz

  1. ¡Cómo decir que hay tanta verdad en este post! Es la verdad. No estamos llamados a vivir la vida ‘pasando’ o en el cristianismo ‘light’, pero es tan fácil y sencillo perderse en medio de tanto ruido moderno o cuántos queremos huir del sufrimiento. Es tremendo.
    Muchas gracias por este post Padre. Saludos!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s