Andarse con cuidado y estar bien cobijado


Nuestro mundo ha presumido de sus seguridades y se ha desgastado y afanado en mejorar sus estructuras para dar mayor protección. O al menos eso parecía. La sensación generalizada en la calle, en los periódicos, a la hora de valorar el futuro, está siendo la de la incertidumbre y la desprotección. ¿Cómo es posible que hayamos llegado hasta aquí, y en tan poco tiempo se haya provocado un giro de semejante magnitud? ¿Qué estuvimos olvidando y en qué no nos centramos? ¿En quién pusimos la confianza para sacar todo adelante, y cuál ha sido la responsabilidad que ha ejercido cada uno en todo este entretiempo?

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s