¿Quieres recibir…?


Son las dos menos cuarto de la madrugada. Acabo de llegar a mi casa hace escasos minutos. Es la noche del domingo al lunes. Mañana tengo clase, como de costumbre. Y ha sido un fin de semana intenso, como pocos. Todo el día he estado con gente, creo que ningún momento solo. Salvo el rato de coche; y tampoco, porque iba rezando.

Vengo de visitar a una amiga-hermana. Y llevo en el corazón grabada la palabra “gracias”.

Me surge la pregunta de si estamos en la vida dispuestos a recibir, o si por el contrario nos encontramos más bien cerrados. Explico por qué me surge hoy, y no otro día. Como digo, vengo de hacer una visita. Hemos terminado haciendo confesión, de esas que son largas e interesantes, de esas en las que las dos personas se conocen y se quieren. Y me ha quedado un poso por dentro de gran profundidad. Tengo el privilegio, dicho sea de paso, de que pocas conversaciones en mi vida son sobre “el tiempo”. Más bien al contrario, como le decía a un antiguo compañero de colegio este fin de semana, cuando me encuentro con gente corriente dispuesta a hablar, la vida se vuelve algo hermoso, que exige responsabilidad, pero cargada de deseos, preguntas, miedos y aventuras.  Y esa es la historia precisamente de esta “entrada”, post. Que quien está dispuesto a recibir, a entablar diálogo, se deja sorprender y acaba siendo agradecido.

Tengo el privilegio de conocer y querer a mis alumnos. Podría decir que todos me preocupan, en mayor o menor medida; y esa preocupación se mide en gran parte por la capacidad que hayamos tenido las dos partes de hacer relación. Una relación en la que los prejuicios no sean lo primero, donde se escuche a la otra parte tal y como es, cuando y como sea. Hay personas que sí están dispuestas a “recibir”, otras que no. Una gran cuestión, en la que reconozco que yo también pierdo. También desearía hablar de verdad con toda la gente que me encuentro a diario. Hoy he tenido celebración por la mañana, ayer fueron otras dos o tres, según se mire, y me he encontrado con abuelos, con padres, con primos, con antiguos amigos, con personas enfermas, con las mujeres de las personas enfermas, con los hijos de los padres que antes citaba y con sus hermanos, tan pronto con niños como con ancianos, con gente deportista y despreocupada como con alguien que vive con la angustia de su dolor y sufrimiento… y de todos puedo decir, igualmente, que he podido aprender. De pie o sentado, escuchando o hablando. Todos enriquecen mi vida. Y aquí sí que reconozco que soy un privilegiado, a diferencia de otros: en que me siento libre para estar, para mostrarme como soy, para hablar desde el corazón y no detenerme demasiado en “el tiempo”. En esto sí que me siento afortunado en la vida, en la riqueza que veo a mi alrededor de la cual siempre, siempre, siempre tengo la oportunidad de recibir más de lo que doy.

Soy un privilegiado por lo que tengo. Y sobre todo porque tengo ojos para mirarlo de otra forma distinta.

Anuncios

Un pensamiento en “¿Quieres recibir…?

  1. Hola Jose Fernando! soy Begoña,y hoy me encuentro muy identificada con tu escrito. Estoy haciendo rehabilitacion porque me he fracturado un tobillo,lo estoy pasando mal es muuy doloroso, pero voy muy animada porque quiero andar cuanto antes. Al llegar alli veo tantos cuadro penosos, que me siento dentro de mi dolor afortunada….se me acercan muchas personas deseosas de animo, de contacto, de querer oir palabras de aliento..Y aqui viene tu palabra clave QUIERES RECIBIR?el estar atentos a recibir en cada momento lo que nos ofrece la vida es la oportunidad de entrar en contacto con EL,con la parte DIVINA..En ese recibir se produce una reciprocidad de DAR y RECIBIR en realidad a quien damos y recibimos es a EL,por eso nos sentimos tan AGRADECIDOS…Y TAN EN PAZ,nos perdemos TAAANTO por no recibir a veces….¡COMO ES DIOS!!!!!yo pensaba que la rehabilitacion iba a ser un tormento y esto RECIBIENDO UNA GRACIA….Un saludo y GRACIAS porque DIOS me ha puesto tu escrito “CASSUALMENTE……”

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s