¿Descubres tus debilidades?


La palabra debilidad en castellano es preciosa. Ya sabes que debilidad es lo contrario a la fuerza, pero también aquello que nace del corazón sin forzarse a sí mismo. También ocurre con la palabra pasión, pero a la inversa, que a la vez es lo que nos hace sufrir y lo que nos apasiona. Y en ambos casos, en la fe, son un don. Porque Dios se hace fuerte en nuestra debilidad, y como dice un amigo mío, no es para menos. Porque por un lado la debilidad como fragilidad nos ayuda a descubrir la potencia de Dios en nuestra existencia, su vigor, su auxilio cuando caemos por medio de esos momentos y acontecimientos en los que tendemos la mirada al cielo. Y por el otro, aquello por lo que sentimos especial debilidad es la forma en la que Dios conduce nuestra vida hacia la ternura, hacia la proximidad con los demás, hacia la propia felicidad y gozo.

En el domingo de las bienaventuranzas, creo que podemos aprender a leerlas en esta doble clave de “debilidad”. Y ciertamente, descubrirlas es dar luz a la propia vocación, tanto en un caso como en otro.

Anuncios

Un pensamiento en “¿Descubres tus debilidades?

  1. Pingback: Tweets that mention ¿Descubres tus debilidades? « Preguntarse a sí mismo -- Topsy.com

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s