¿Aprendes algo nuevo cada día?


Te lo pregunto a ti, que lees, porque yo llevo días desbordado por las novedades. Voy poco a poco, aunque intensamente. Hace un mes que regresé de mi anterior comunidad, en Akurenam (Guinea Ecuatorial), y me estoy incorporando a mi nueva casa y colegio en Getafe. De un colegio de 110 alumnos con seis profesores, de los cuales tres éramos escolapios y vivíamos juntos, paso a un colegio donde hay más de 165 profesores, a lo que hay que sumar todo el personal del colegio y está por venir una cantidad ingente de personas y personitas. No sé a cuánto asciende el total, ya lo contaré, pero es en principio desbordante.

Pues sí. En esta situación es lógico que diga que aprendo algo nuevo cada día. Y también que reflexiones sobre lo que aprendo: muchas veces puramente funcional. Lo cual ya me hace distinguir entre “conocer” las cosas y cómo marcha todo, y “aprender de la vida, de las situaciones, de la gente, y de mí mismo.”

Lo que me pregunto es si, en esta situación de novedad, también tengo la oportunidad de aprender “algo” (de lo realmente importante, de eso que da sentido a la vida) cada día. Y voy a poner dos ejemplos, de estas novedades que voy aprendiendo:

(1) Que en cada sitio al que tengo el gozo de ir, siempre encuentro gente estupenda. Lo cual me invita a pensar que no hay que tener miedo a los cambios, que “lo de siempre” no tiene por qué ser siempre lo mejor. Es más, que si en África la acogida al extranjero y extraño es habitualmente espectacular, nosotros también podemos presumir de buenos recibimientos. Y con esto de la gente estupenda, tengo que decir además que es una sorpresa saber que se vive y se reacciona mucho mejor cuando hay una sonrisa de por medio, a una cara de desconocimiento mutuo. Lo dicho, que he aprendido que me adapto con facilidad a los sitios y me siento como en casa aunque cambie todo alrededor. Y cada día tengo la oportunidad de saludar a alguien igualmente estupendo, sorprendemente estupendo.

(2) No lo explico del todo, pero me voy dando cuenta que cada cambio de casa supone para mí el reto de empezar muchas cosas de nuevo, de emprender con fuerza temas importantes, y que para instalarme necesito muy poco.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s