¿Por qué no escribes?


Las noticias vuelan. Y las personas también, con ayuda de los aviones. Por eso he regresado de un país tan bonito como Guinea Ecuatorial, porque los aviones vuelan. Me preguntan estos días que por qué no escribo, si ya estoy de nuevo en España, algo interesante sobre alguna de las experiencias de este año.

Dos respuestas posibles a esa pregunta: (1) La diferencia entre escribir y publicar. Que no es cierto que no esté escribiendo, sino que no estoy publicando. A mí, como a tantos, escribir nos ayuda a procesar un poco lo que vamos viviendo. Por procesar entiendo algo así como volver a respirar lo vivido, o reinterpretarlo creativamente fijando detalles que se escaparon en su momento. (2) Pero puestos a pedir que escriba algo sobre este año, lo mejor que puedo decir es “tienes que vivirlo tú mismo”. Porque aquí está la diferencia entre quien da un paso y quien se queda atrás, quien vive y quien lee. “Ánimo, no temas. Yo estaré contigo.” (Para quien sepa algo de Evangelio -“saber”, no conocer- le resultará tan familiar esta frase que también comprenderá todo lo que he pasado y lo que me ha pasado durante el año.)

Un saludo a todos, y feliz reencuentro.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s