¿En la escuela? (5.Una primera esperanza)


Una primera esperanza

 

Después de darme cuenta de lo que supuso “haber entrado” en una escuela concreta, en un momento concreto, con un horario concreto y a unas horas concretas. Después de los primeros avatares y las primeras luchas y conflictos personales, todo retomó su rumbo habitual, regresó aquella convicción especial que muchas veces me he repetido en oración: “No soy lo que se espera de mí, ni puedo vivir complaciendo demandas.”

 

Es así como, en el camino de la oración personal, un profesor puede dejar de “ser profesor” para continuar siendo persona dentro de la escuela, de un sistema. De Dios nunca recibí en oración esta palabra, pues maestro sólo hay una. En la oración a Dios se le llama Padre para escuchar de Él, en cualquier momento y también en el aula, que se es hijo.

No soy por lo tanto “el profe”, por mi hermoso y personal que parezca. Es cierto que ejerzo preferentemente un rol, pero no cambia ni quién soy, ni cómo soy. Esta alerta, en determinados momentos roja, ayudará a vivir la paciencia en el marco de lo que yo soy, no de lo que es “ser profesor”, y de igual manera la caridad, el amor por los otros, la acción docente –que no es otra cosa que un diálogo continuo, pautado e intenso sobre diversas cuestiones-. Abierta de esta manera la “entrada”, se impone la necesidad de volver sobre los pasos dados y comprender en qué manera un profesor que responde a un rol deja de ser el mismo, se incapacita para el verdadero diálogo personal, se coloca inmerecidamente –pues un título es insuficiente- por encima de otras personas, situaciones, cosas.

 

Conviví, creo que fue donde realmente lo descubrí, tres años en la ambigüedad de ser alumno y profesor con una distancia de diez minutos. Sonaba el timbre de mi colegio y a los diez minutos me veía a mí mismo sentado como alumno en la universidad. Curiosa situación. Pero dilató mi comprensión del hecho docente-discente, y me permitía esclarecer contrastadamente mis propias diferencias entre ambas situaciones. Había cosas que yo pensaba y hacía como alumno que supongo que también mis propios alumnos hacían: comprender o dejar de comprender una clase y perderme en ella, admirar o criticar la forma de estar del profesor en clase y de explicar o no explicar, sentir el sacrificio de hacer un trabajo sin ganas o con pasión por tema, la pérdida en las tareas en mi casa cuando en clase parecía todo muy evidente de la mano del profesor, el trato cercano o lejano con los compañeros de clase, las dudas y los conocimientos previos…. Muchas cosas en común, vividas de forma diferente, con criterios diferentes aplicados según de qué lado estuviera de la mesa. ¡Curioso!

 

De ahí mi primera esperanza: No limitar a ejercer un rol, mostrar mi identidad. Y no porque crea que yo soy la mejor persona del mundo, sino porque la única forma de dar continuidad a mis esperanzas, vocación, entusiasmo y libertad es la propia persona. Si a mis ilusiones les coloco encima “un papel” en el que está escrito “se han cumplido” sin haberlas experimentado y vivido, puedo concluir que me habré mentido. Sin embargo, si continúa el camino hacia ellas, a través de mí mismo, de “mis cosas” –según decimos en el lenguaje cotidiano- habré previsto de este modo una línea continua entre quien recibió la llamada y quien está respondiendo a ella.

 

 

Anuncios

Un pensamiento en “¿En la escuela? (5.Una primera esperanza)

  1. Me está encantando tus reflexiones personales acerca de la escuela, de tu llegada a ella, de tu experiencia.

    Gracias por dejanos empapanos de esas experiencias, por compartirlas…en lo cotidiano.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s