Amor quiero… ¿y no sacrificios?


Esto del amor, requiere mucho sacrificio. Tú mismo. Piénsalo un rato. Pero lo de AMAR… que no me cuenten milongas, pero requiere mucho sacrificio. Un sacrificio que es entrega, que es pasión, que también es encuentro. Pero sacrificio requiere.

Acabo de encontrarme por la calle con un alumno. Se llama JJ (qué más da su nombre concreto para este blog). Iba a entrenar. Son las 21,30h. Y no había parado por casa ni un minuto desde que salió esta mañana para su universidad. Ni un minuto. Pero le gusta lo que hace. Si le preguntamos qué está pasando con su vida, él dirá probablemente que nada extraño.

Esta mañana me he encontrado con otro alumno que salía de su casa, directo al colegio. Le he preguntado qué tal. Una de esas preguntas que no valen para mucho más que para iniciar una conversación. Y en tono poco agradable, quizá medio dormido o somnoliento, me ha dicho que un día más.

Entre el primero y el segundo, ¡qué diferencia! Eso, ¿qué diferencia hay? ¿Amor tal vez, amor por lo que haces?

El amor requiere sacrificio. La cuestión es qué hay primero en la vida, qué es lo más importante y qué es lo fundamental. Si lo haces por amor, te mueves de otra manera. Si lo haces sacrificándote, todo pesa, todo cuesta. Si lo que quieres es amar… cualquier cosa será algo más para conseguir lo que deseas. Si las miras son las de la amistad, por un amigo cualquier cosa.

¡Qué tristeza la de aquellos que sólo han descubierto el sacrificio de la vida y no pueden amarla de verdad!

Anuncios

3 pensamientos en “Amor quiero… ¿y no sacrificios?

  1. NO, jamás, el amor nunca requiere sacrificio. Si la necesidad, si la obligación, si el deber, pero nunca el amor, porque sacrificio significa que algo te cuesta hacerlo, y cómo puede algo costarte hacerlo si amas? es imposible.
    Cuando algo amas, todo lo haces de forma espontánea, y no te cuesta, no abandonas nada porque no lo sientes así, sino que prefieres eso, por tanto, no sacrificas nada, lo que haces lo haces porque quieres.
    Cuando sacrificas es porque empiezas a pensar que es prioritario, qué es lo que más te gusta, o lo que más se adapta a lo que quieres, o lo más satisfactorio, o lo que más beneficios te va a traer, o.. es decir, eliges, tomas una opción u otra porque hay varios caminos, sin embargo cuando amas solo hay un camino no hay elección porque no hay más opciones, solo hay una que te complace, te llena, … y por tanto, no sacrificas nada porque todo está en eso o ese que amas.
    ESa frase es una frase Bíblica “no quiero sacrificios sino amor” y yo creo se refiere a eso. Las personas nos sacrificamos cuando queremos ALGO A CAMBIO, sin embargo, cuando hay amor, no sacrificas nada, porque NO BUSCAS NADA A CAMBIO ya que el amor por si solo otorga sin necesidad de pedir. Es decir, el sacrificio es egoista, busca algo a cambio; el amor es altruista, no busca nada a cambio.
    En fin, me enrollé.
    Besines

  2. Gracias por tu reflexión. Las palabras no nos confunden. Comprendo gran parte de lo que dices… y lo comparto ampliamente. Pero el amor… es tan difícil de “atrapar” y es tan difícil tener algo totalmente seguro sobre él… Es tan grande, es tan hermoso, es tan necesario, es tan útil y tan inútil, tan gozoso y tan doliente… Que se me hace complicado decir algo sobre él que sea totalmente cierto. Alegra y entristece, se establece como fundamental en el corazón pero también sé que confunde por mucho que ilumine el alma… Es como hablar de Dios. Es lo mismo. Hablo de Dios a tientas, como el niño de su padre y el alumno del maestro. Hablo de Dios con amor, con añoranza y con deseo, acrecentando en mí sus supiros y concretando al máximo lo que significa que él me amó primero.

  3. De acuerdo y a propósito de él:

    EL AMOR

    “Si yo hablo en lenguas de hombres y de Ángeles, pero no tengo Amor no soy mas que un tambor que resuena o un platillo que hace ruido. Si comunico mensajes recibidos de Dios, y conozco todas las cosas secretas, y tengo toda clase de conocimientos, y tengo toda la fe necesaria para quitar los cerros de su lugar, pero no tengo Amor, no soy nada.

    Si reparto todo lo que tengo, y si entrego hasta mi propio cuerpo para ser quemado, pero no tengo Amor de nada me sirve. El que tiene Amor, tiene paciencia, es bondadoso y no envidioso; no es presumido ni orgulloso. No es grosero ni egoísta, no se enoja ni es rencoroso. No se alegra del pecado del otro, sino de la verdad. Todo lo soporta con confianza, esperanza y paciencia.

    El Amor nunca muere. Vendrá el tiempo en que ya no se tendrá que comunicar mensajes recibidos ni se necesitara el conocimiento. Pues conocemos solamente en parte, y en parte comunicamos el mensaje divino; pero cuando conozcamos en forma completa, lo que es en parte desaparecerá.

    Cuando yo era niño, hablaba, pensaba y razonaba como niño, pero cuando ya fui un hombre deje atrás las cosas de niños. De la misma manera, ahora vemos las cosas en una forma confusa, como reflejos borrosos en un espejo; pero entonces las veremos con toda claridad.

    Ahora solamente conozco en parte, pero entonces voy a conocer completamente, como Dios me conoce a mi. Asi pues, la Fe, la Esperanza y el Amor duran para siempre; pero el mayor de estos tres es el Amor.”
    ______________________

    San Pablo, Primera carta a los Corintios, capitulo 13.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s