¿Viendo una película?


Pues sí. Una de esas películas que ponen por las noches. Es día de descanso en Alcalá. Y aprovecho el tiempo para hacer más bien poco. Pero me aburre. Si te das cuenta, estar escribiendo al mismo tiempo que veo la película puede significar varias cosas: 1. Que no es una película muy buena y me aburre. 2. Que es la mejor opción de todas, y aún así es mala, por eso me aburre. 3. Que los días de descanso me siento inspirado.

Y es la última. Bingo. Has acertado. Estoy inspirado para escribir, para pensar… El descanso es lo que tiene. Provoca que la vida se frene, que se pare lo que habitualmente gira alrededor de las personas. Te detiene, y puedes mirar, hacer luz, clarificar, atender con especial cautela y cuidado. A mí al menos es lo que me sucede. Una y otra vez se produce lo mismo. Tantas veces como tengo tiempo de descanso, tantas veces como la vida se detiene, tantas veces como dejo de atender a las cosas que giran alrededor al momento para verlas con más cuidado… me siento inspirado.

Lo cual significa, que hay que buscar tiempo diario para este “descanso”, que muchas veces es oración y reflexión y búsqueda y preguntas y para escribir y para leer y para… nada más que lo importante. ¡Qué peligro! ¡Llenar y llenar la vida con cosas, con momento, con programaciones, con planificaciónes! ¡Qué peligro!

El hombre necesita tiempo en su cuarto, y saber cuidar de él. En la soledad, en la tranquilidad, en el silencio.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s