¿Cuál es la prioridad para los cristianos?


En este mismo blog hay una sección llamada “Qué te preguntas tú”. En ella, Ezequiel plantea esta pregunta, y ofrece tres posibilidades: Dios, la familia, la Iglesia. La pregunta sería, cuál de esas tres es la prioritaria para los cristianos.

No conozco, creo, a Ezequiel. Lo mejor sería valorarlo de forma personal, porque puede surgir la pregunta ante una cuestión muy concreta. Quizá un problema de horario, de diferencia de intereses, o que uno de la pareja es creyente y el otro no… No sé, puede ser por muchos motivos. Aunque es cierto que conozco a bastantes personas que se plantearían esto o que se lo están planteando de alguna manera.

A mi modo de ver, sinceramente, Dios. No sólo porque sea primero en esto, sino porque lo es en todo. Lo que pasa es que no es una escala real y paritaria. Vamos a ver. Si ponemos unos cuantos libros juntos y al lado unas cuantas peras… e intentamos ordenar todo junto, no es solucionable. No vemos cómo puede ser que vaya primero un libro o una fruta. Podemos ordenar, con diferentes criterios sin duda, libros y frutas por separado, pero no todo junto.

Y creo que esto pasa en la pregunta de Ezequiel. Con una gran salvedad: Dios está en la familia y Dios está en la Iglesia. Realmente no son tan diferentes como lo son las frutas y los libros. Lo cierto es que cuando se dedica tiempo a las cosas “sin Dios”, Dios acaba desapareciendo de ellas, o al menos no podemos verle con tanta facilidad. Para que Dios se haga presente, en nuestra mirada y en nuestra fe, o se nos muestre y podamos acceder a Él y gozar de su cercanía, en la familia y en la Iglesia, necesitamos pasar tiempo a solas en su compañía, y sólo en su compañía. Quizá a muchos esto les plantee que es “dejar” la familia y “dejar” la Iglesia por “Dios”, pero no es así. Es para recuperar lo hondo de ambas, con fuerza y con el Espíritu.

Espero que alguien más opine.

Anuncios

5 pensamientos en “¿Cuál es la prioridad para los cristianos?

  1. Primero mis disculpas si dare una opinion errada [quizas por mi edad todavia no he madurado mucho en el caminar del Senhor] pero pues aqui va :]

    Creo que lo que es la Iglesia, la familia y Dios en si, no se pueden separar, es como el “3 a 1” de lo que significan Dios Jesus y el Espiritu Santo… De ellos 3 no sabemos cual es el mas importante, lo que si sabemos es que tienen que estar juntos como proriedad porque los tres son importantes, no podemos escoger solo uno, porque en los tres esta el misterio de Dios.

    Ahora, bien, el misterio de Dios es el amor, si nosotros nos entregamos con amor a Dios, Dios tambien se entrega y nos muestra su misterio de amor al dejarnos conocerle mas, y el intercambio mas “usado” entre Dios y cada uno es el amor, por lo que pienso que Dios lo que quiere es que nosotros estemos bien con amor, que solucionemos todo con amor.

    Entonces, las cosas que deben estar en el primer escalon de importancia en tu vida, son las cosas que amas, si amas a tu familia, si amas a Dios, si amas al projimo [Iglesia] entonces no podes escoger, los tres son igual de importantes, porque el misterio de Dios es el amor, en los tres lo amas a el, en los tres encontras a tu familia, y en los tres encontras a la Iglesia.

  2. La respuesta inmediata a esta pregunta es obvia: lo primero para un cristiano es Dios. Ahora bien, ¿cómo se lleva esto a la práctica? ¿qué implicaciones tiene en nuestra vida cotidiana de cada día?; si está tan claro ¿porqué se hace tan difícil de cumplir?.
    Quizás el error esté en el propio planteamiento de la cuestión. Es algo así como cuando preguntan a un niño pequeño a quien quiere más si a su padre o a su madre. Que es precisamente lo que dice queith.
    Establecer un orden de prioridades supone en cierto modo hacer excluyente cada cosa con respecto a las que la suceden y en el caso de Dios no es así, no puede ser así. Sería como pretender separar el aire de las habitaciones de tu casa.
    La literalidad del primer mandamiento “Amarás a Dios SOBRE todas las cosas”, puede ser entendida como que Dios debe estar disociado de todas las cosas para poder ponerlo primero y así, en la vida diaria nos encontramos en una permanente paradoja: tengo que “elegir” enfadarme con mi pareja por ir a misa, o con mis colegas del trabajo por creer en Dios o renunciar al mundo en el que vivo porque es incompatible con amar a Dios. ¿No me pide Dios todo lo contrario?
    Después de muchas vueltas, a este laberinto le encuentro una salida en la respuesta de Jesús a un doctor de la ley que le pregunta cual es el mandamiento más imortante y contesta: “Amarás a Dios con todo tu corazón, con toda tu alma, con toda tu mente y con todas tus fuerzas”. Así se hace compatible amar a Dios EN todas las cosas.
    Los Santos consiguen ver el rostro de Dios en lo que viven, en lo que hacen y en todas las personas con quienes se cruzan en el camino. Quizás sea este el objetivo prioritario de los cristianos.

  3. Hola Asun. ¡Qué ganas tengo de saber quién eres! No tienes blog o web. ¿Nos conocemos? Algo me suena familiar, pero no sé qué es exactamente.

    Un saludo y gracias.

  4. Soy catòlico comprometido trabajo con miesposa en la pastoral familiar de la Arquidiocesis de Ibaguè Colombia.
    Me ha parecido interesante su pagina;deseo conocer màs de ustedes gracias
    bendicones.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s