¿Cómo está el mundo?


No me echo las manos a la cabeza. No es una exclamación, de esas que asustan y vierten cosas negativas. Más bien lo contrario, es una pregunta. Me enseña a mirar. El mundo, como yo, es nuevo cada día aunque tiene relación con lo que ha sucedido antes.

Por ejemplo: Me asombro cuando alguien hace algo que no espero, porque habitualmente no lo hace; Me resulta llamativo el gesto de un niño, si normalmente no estoy rodeado de ellos; Me llama la atención que alguien esté triste o alegre, y comparto sus sentimientos, porque es algo siempre nuevo.

¿Qué te ha llamado la atención hoy?

Sinceramente. Lo que más me ayuda es poder compartirlo y no reservarlo para mí. Todos los días selecciono una o dos caras, o imágenes, o situaciones por las que dar gracias. No más… que tampoco es cuestión de perderse. Pero una, sí. Siempre, al menos, una.

¿A ti qué te llama la atención?

Anuncios

4 pensamientos en “¿Cómo está el mundo?

  1. a mi me llama la atencion el saber y vivir que el mundo no espera por nadie… yo soy bastante perezosa y realmente el mundo se sigue moviendo… es una invitacion a moverme y a trabajar con mas coraje! 🙂
    Saludos desde El Salvador 🙂

  2. Ver la belleza de las petunias que mi hijo y yo regamos cada mañana en nuestros balcones. Colores imposibles de reproducir. Olor magnífico. Alegría. Dios.

  3. ¿Cómo está el mundo?. Buena pregunta…y la verdad, el mundo quiere estar sin Dios. Desea prescindir de Él; lo quieren convertir en “relativista”. Por ello quizás escribí “Un mundo sin Dios”, que comparto ahora:

    ¿Un Mundo sin Dios?

    ¿Un mundo sin Dios?. ¡Jamás!, porque un mundo sin Él, no es mundo. Es el reino del averno. Si preferís aquél mundo sabed, de una vez sola, que podéis escoger del menú que os ofrecen las tinieblas o del menú que os ofrece el Dios de la vida. A vos y sólo a vos; corresponde convertiros en sepulcros llameantes o en sensatos hombres de luz, que como estrellas brillen, para que el Dios de la vida, os distinga antes de final de los tiempos. ¡Aleluya¡.!Aleluya¡. Amén.

    Un mundo sin DIOS, oscuridad es; pero con Él todo es luz
    Un mundo sin DIOS, muerte es; pero con Él todo es vida
    Un mundo sin DIOS, desolación es; pero con Él es compañía
    Un mundo sin DIOS, mentira es; pero con Él es verdad
    Un mundo sin DIOS, odiar es; pero con Él es reconciliación
    Un mundo sin DIOS, sojuzgar al hermano es; pero con Él, es reivindicación
    Un mundo sin DIOS, la guerra es, pero con Él, todo es paz
    Un mundo sin DIOS, no hay iglesia; pero con Él, reina esplendorosa
    Un mundo sin DIOS, efímero es; pero son Él, es tangible
    Un mundo sin DIOS, transitorio es, pero con Él, es eternidad
    Un mundo sin DIOS, proscribir la vida es, pero con Él, es defenderla
    Un mundo sin DIOS, sin esperanza es, pero con Él, todo es esperanza
    Un mundo sin DIOS, condenación es, pero con Él, nadie se condena
    Un mundo sin DIOS, blasfemia es; pero con Él, pura ofrenda
    Un mundo sin DIOS, herejía es; pero con Él, todo es perdón
    Un mundo sin DIOS, ateísmo es; pero con Él, todo es Cristo
    Un mundo sin DIOS, relativismo es; pero con Él, ya no hay “dioses”
    Un mundo sin DIOS, soledad es; pero con Él, todo es Iglesia
    Un mundo sin DIOS, hedonismo es; pero con Él, es humillación
    Un mundo sin DIOS, placer es; pero con Él, es arrepentimiento
    Un mundo sin DIOS, asincronía es, pero con Él, todo es sincronía
    Un mundo sin DIOS, vanidad es, pero con Él, hay nobleza
    Un mundo sin DIOS, libertinaje es; pero con Él, es libertad pura
    Un mundo sin DIOS, silencio es; pero con Él; todo es alegría
    Un mundo sin DIOS, falsa belleza es; pero con Él, es belleza del alma
    Un mundo sin DIOS, dolor es; pero con Él, todo es bálsamo que sana
    Un mundo sin DIOS, llanto amargo es; pero con Él, es dulzura de llanto
    Un mundo sin DIOS, pena es; pero con Él, fortaleza es
    Un mundo sin DIOS, sufrimiento es; pero con El, es esperanza
    Un mundo sin DIOS, rechazo es; pero con Él, aceptación
    Un mundo sin DIOS, rencor es; pero con Él es reconciliación
    Un mundo sin DIOS, avaricia es; pero con Él es todo compartir y dar
    Un mundo sin DIOS, rechinar de dientes es, pero con Él es la vida eterna

    ¿Un mundo sin Dios?. ¡Jamás!, porque un mundo sin Él, no es mundo. Es el reino del averno. Si preferís aquél mundo sabed, de una vez sola, que podéis escoger del menú que os ofrecen las tinieblas o del menú que os ofrece el Dios de la vida. A vos y sólo a vos; corresponde convertiros en sepulcros llameantes o en sensatos hombres de luz, que como estrellas brillen, para que el Dios de la vida, os distinga antes de final de los tiempos. ¡Aleluya¡.!Aleluya¡. Amén.

    © 2008 by Luis Ernesto Chacón Delgado

  4. Me llama la atención y me interpela personalmente muchísimo la manera en la que mis pequeños alumnitos resuelven sus más y sus menos…aprendo taaaaanto de ellos. Me llama la atención todo su mundo y como se desenvulven en este, tantas veces, mundo de adultos.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s