¿Del agua puede salir algo nuevo?


Es una pregunta sencilla. Desde antiguo se ha tenido al agua un respeto inmenso. Este año celebramos en Zaragoza una EXPO dedicada al AGUA como elemento central de la naturaleza. Ya lo decía Tales, como dirían hoy mis alumnos.

Pues es cierto. Sin agua no hay vida, sin vida sólo hay muerte. El agua y la vida están entrelazadas, de tal manera que para los cristianos el agua nos recuerda una nueva vida, las posibilidades abiertas en la vida para que Dios se haga presente.

No voy a explicar ni el bautismo. No es el lugar, aunque me entran ganas por la belleza de los textos que aparecen en el Evangelio. Pero sí hago un apunte: El agua es también algo así como el Amor, y no sólo la Vida (con mayúsculas) porque es siempre más importante el Amor que la Vida, o mejor dicho, sin Amor no hay realmente Vida.

Hoy, domingo especial, recordamos que nacemos del agua, que en el agua hay vida. Y que es necesario “ducharse” de alguna manera en Jesús para nacer de nuevo.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s