¿A qué me llamas?


Estos días hay mensajes y más mensajes. De todas partes de la geografía. Por e-mail, por móvil, por cartas o por postales. En internet y en papel. En portales públicos o en comunicaciones privadas. De todo tipo, para todas las personas, de todas las formas imaginadas hasta el momento.

Y creo, pensando en esto, que Dios también tiene algo especial para cada uno, algo particular, quizá incluso insospechado hasta que se descubre, como una sorpresa. Es más que un mensaje pasajero, que algo simplemente momentáneo. Pero llega en su justo instante, con las palabras más apropiadas, acompañados por los sentimientos e ideas precisas. No viene de lejos, sino de dentro; pero tampoco es algo nuestro, sabemos que es suyo. No está escrito, nunca lo estuvo. Son sus palabras y por eso son nuevas. Pero se pueden compartir. Su soporte no es piedra, sino carne y corazón; su letra es personal, es una Persona; su melodía y ritmo son vivaces, son vitales.

Llamadas y más llamadas. Mensajes y más mensajes. Y Dios… con una sola.

No he preguntado “para qué me llamas”, porque estos días nos felicitamos la Navidad, nos deseamos un año feliz y pleno, nos entusiasmamos y alegramos conjuntamente, unos a otros. Dios también participa, pero llamándonos a alguien, a algo, para alguien y para algo; es decir, Dios nos llama “con sentido”.

¿Te lo habías planteado? ¿Has escuchado? ¿Has recibido su particular felicitación de Nazaret (jajaja, no de Navidad, sino de Nazaret)? ¿Ha llegado hasta ti su ángel (es como el satélite hoy, o los grandes servidores de la red)? ¿Puedes leer su particular forma de escribir (como hoy también utilizamos códigos nuevos)?

Sí, es para ti. Enciende tu corazón, si ha llegado escucha tu buzón de voz, y está por llegar atiende su llamada, estate dispuesto.

Anuncios

8 pensamientos en “¿A qué me llamas?

  1. Espero que todo el mundo pueda recibir ese maravilloso mensaje que tiene Dios preparado para cada uno en particular.
    De esa forma seguro que muchisimas personas se felicitarian la Navidad sabiendo lo que hacen y sabiendo el por qué? de su felicitacion y no como un simple e-mail o sms en el que se escribe a todo el mundo las tipicas frases del momento deseando felicidad y amor y el resto del año lo unico que desean es su felicidad propia y la del resto cuando se pueda.

  2. Hay cosas que no nos paramos a pensarlas, y es totalmente cierto…JF me haces pensar! y estamos de vacaciones!.
    Estas Navidades yo si me he llevado alguna sorpresa inesperada…por parte de alguna persona.Alguna contestación…algun gesto… y aunque sea ese feliz año! tb se agradece. Cosas que esperas de alguien y nunca crees que llegaran, pero que !PLIN¡ llegan, y te sorprenden gratamente. Algo que no se te olvida en tiempo…mucho tiempo…muchiiiiiisimo tiempo, incluso en la vida. ¿habrá influido Dios en alguno de ellos? seguramente…

  3. Muchas veces hacemos mas caso a los “ruidos” que tenemos alrededor que a las verdaderas llamadas. En ocasiones cuando ya nos han ocurrido cosas y no podemos dar marcha atras, nos damos cuenta de que no hemos escuchado a la verdadera llamada. ¿Qué hacer? Esperarar que la proxima vez ESCUCHEMOS y no la dejemos pasar.

  4. Espero que todos hayamos vivido el nacimiento del Señor con alegría y que en el año 2008 Dios nos de la fuerza para sobrepasar todos los obstáculos que nos aguardan y ganas de vivir con optimismo y bondad.

    Gracias a las personas que hacen sentirme bien cada día y tener cada vez más confianza en ellas, al igual que fe en Cristo.

  5. Me temo que como dice Ana, los “ruidos” han invadido mi Navidad y no he podido oír ese mensaje. Sólo espero que esto cambie en el futuro y sea capaz de prestarle un poquito más de atención a lo que verdaderamente importa ya que echo de menos sentir que Dios me habla a través de una persona, que me llama, que ME necesita, no a otra persona, sino a mí 🙂

  6. Hola…

    Antes de nada…quiero felicitar al “postmaster” por este nuevo comentario, creo que el 2º párrafo es lo más emocionante que he leido ultimamente…incluso he llegado a leerlo en alto, aqui en la soledad de mi casa, y de repente…una imagen me ha venido a la cabeza, una imagen tierna, de una persona…esa que como bien dices…llega en su justo instante, con las palabras más apropiadas, acompañadas por los sentimientos e ideas precisas…esa que me lo ha dado todo.

    …dicho esto, creo que hace tiempo que mi satelite tiene problemas, pues he perdido la comunicación con el. No se si tiene problemas técnicos(internos) o hay problemas en el medio de transmisión debido a la atenuación que causa la señal del ruido…De todas formas creo que el problema es interno, no nos podemos escudar en el ruido, el ruido es una señal no deseada por el receptor e incluso incompresible para él…y en este caso el problema soy yo misma, será que recibo la llamada pero la ignoro? tendré que cambiar la frecuencia de recepción?

    …por lo tanto…no puedo responder a la pregunta…

  7. Gracias aBaCuC por tus palabras, especialmente después de las conversaciones recientes. Tampoco es cuestión de negarse a sí mismo la posibilidad de recibir o de acoger. Quizá, sólo quizá, sean momentos de oscuridad y de soledad para nuestro bien, para desear con más ímpetu y para descubrir impedimentos. Todo en la vida, incluso esto, a la luz de la fe (sin espiritualismos pero con fuerte espiritualidad) adquiere un nuevo significado, se renueva, se plenifica, se dimensiona de forma bella y potente.
    Ojalá -deseo para el año- adquieras la claridad de su presencia.
    Atentamente, JF

  8. ¿¿Felicitación de Nazaret?? eso me lo tienes que explicar…

    La verdad es que recibir su llamada es algo genial… saber que tu vida tiene un sentido, y que ese sentido sea algo tan bonito como entregar tu vida a los demás… simplemente genial. Como dicen por ahí arriba, escuchar su llamada entre otras miles que nos plantea la sociedad, es realmente complicado. “Dedícate a lo que más dinero te dé, o menos tiempo te quite para hacer lo que te APETEZCA” es un mensaje que nos llega por muchos sitios, y con mucha fuerza. Decir que NO a esa llamada a centrarte en ti mismo, en lugar de vivir por y para los demás… es complicado y, al principio, algo muy chocante.

    No tengo el Don de la palabra… así que creo que no me siento llamado a seguir escribiendo aquí!!! 😛 no por nada, sino simplemente porque no sé que poner!!! soy así de soso o rancio, o… de ingeniero. Las cosas se explican con una frase y lo demás es repetirse en la cabeza de un ingeniero… y me jode, pero es así.

    Un abrazo a todos y sed buenos, a ver qué os traen los Reyes Majos!!!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s