¿Es posible la proximidad virtual?


¿Nos sentimos cerca de las personas con quienes hablamos a través del teléfono, del chat, del msn, del email? ¿Están tan cerca como nos parece a nosotros? ¿Qué ha sucedido con el cara a cara, con ese contacto humano que no dejaba indiferente sobre la persona? 

________

Un mensaje parpadea en la pantalla a la espera urgente de respuesta. Sus dedos están siempre ocupados: usted aprieta teclas, llama a nuevos números para contestar sus llamadas o para enviar sus propios mensajes. Usted está conectado, aun si está en constante movimiento y aunque los invisibles remitentes y destinatarios de la llamada también lo estén, cada uno siguiendo su propia trayectoria. Los móviles son para gente que está en movimiento. Uno jamás pierde de vista su móvil. Su ropa deportiva tiene un bolsillo especial para contenerlo, y salir a correr con ese bolsillo vació sería como salir descalzo. De hecho, usted no va a  ninguna parte sin su móvil. Puedes estar adentro, pero en jamás encerrado. El lugar donde uno esté, lo que esté haciendo y la gente que lo rodee es irrelevante. La diferencia entre un lugar y otro, entre un grupo de personas al alcance de nuestra vista y nuestro tacto y otro que no lo está ha sido cancelada, anulada y vaciada. Usted es el único punto estable en un universo de objetos móviles y también lo son sus extensiones. Las conexiones permanece ilesas a pesar de que los conectados estén en movimiento. Las conexiones son tierra firme entre arenas movedizas. Son algo con lo que se puede contar, y como uno confía en su solidez, en el momento de recibir o enviar un mensaje o una llamada, uno puede dejar de preocuparse por lo inestable. Uno puede correr a refugiarse en esa red cuando la multitud que lo rodea se vuelve intolerable. __ El advenimiento de la proximidad virtual hace de las conexiones humanas algo a la vez más habitual y superficial, más intenso y más breve. Las conexiones suelen ser demasiado superficiales y breves como para llegar a un vínculo. A diferencia de las relaciones humanas, ostensiblemente difusas y voraces, las conexiones se ocupan sólo del asunto que genera y dejan a los involucrados a salvo de desbordes y desprotegidos de todo compromiso más allá del momento y del tema del mensaje leído o enviado. Las conexiones demandan menos tiempo y esfuerzo para ser realizadas y menos tiempo y esfuerzo para ser cortadas. La distancia no es obstáculo para conectarse, pero  conectarse no es obstáculo para mantenerse a distancia. Los espasmos de la proximidad virtual terminan, idealmente, sin dejar sobras ni sentimientos duraderos. La proximidad virtual puede ser interrumpida, literal y metafóricamente a la vez, con sólo apretar un botón.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s