¿Por qué me hago preguntas?


Supongo que no es fácil preguntarse. Yo me pregunto por mí mismo porque creo que no lo sé todo. No tener conocimientos de matemáticas no me preocupa en exceso, pero no saber quién soy o por qué hago lo que no quiero sí. No sé vosotros, que leéis esto. A mí me inquieta no poder definirme de golpe, no poder decir quién soy. Ya, alguno a lo mejor piensa que lo sabe. A mí lo que me ocurre es que  puedo decir qué hago, qué siento, qué pienso, qué… pero no puedo decir quién soy, de golpe. No me puedo reducir a una palabra, ni frase, ni discurso, ni siquiera si contase toda mi historia podría descansar, porque soy más. Por eso me hago preguntas, y preguntas importantes. Cuando me cuestiono por mí mismo, también me refiero a cuál es el sentido de mi vida, para qué estoy en el mundo, por qué con estas personas, por qué con mis cualidades. Hay muchas cosas que son importantes, pero no pueden reducirme. Tengo a cada minuto mil posibilidades, marchar o irme, continuar o abandonar, apostar o retirarme. Así sucesivamente, es impresionante. ¿Cómo no preguntarme? Lo que me sorprende es no encontrar a más personas así. Tengo una vocación, soy escolapio, cura, doy clase… pero me quedan preguntas, muchas preguntas. Cuando no me pregunte, me consideraré muerto.

Anuncios

Un pensamiento en “¿Por qué me hago preguntas?

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s