¿Para qué estudiar?


Llevo días pegado a los libros. Parece que es ahora cuando se me antojan con más fuerza otras cosas. A lo mejor en otros momentos he tenido más tiempo, pero me entran ganas ahora. Sé que en el fondo es un despiste, y no me ayuda a centrarme en nada.

 Me pregunto: ¿Para qué estudiar? ¿Darle vueltas a las cosas? Si ya tengo otro título universitario, ¿por qué sigo insistiendo en el estudio? Presiento que algo me inquieta. No es un mero despiste.

Soy una persona a la que le gusta estudiar y verse entre libros, investigando y escribiendo, buscando y moviéndome en este mundillo. Y también tengo claro que odio los exámenes, me pone de mal humor que me prueben de esa manera, que no se tomen del todo en serio el esfuerzo que he realizado. Comosoy profesor por vocación -aunque me considero siempre más alumno que maestro-, pasar por esta experiencia me hace un grandísimo favor. ¡Que no lo sepan mis alumnos! Acojo con mayor facilidad sus errores y limitaciones, sus esperanzas por el examen perfecto y por un resultado justo e incluso benévolo.

¡Qué triste es esto! Me pregunto ahora por el estudio, ahora que tengo exámenes delante que me hacen sufrir. Estudiar no es esto, esto son exámenes. Estudiar es otra cosa, algo distinto. Estudiar es ser curioso, inquieto con las preguntas, humilde para reconocer que no se sabe nunca todo y queda mundo. Estudiar está lejos de los exámenes. Debería recordarme que tengo un plan de vida disferente, que cuando me siento delante de los libros es para extraerle el jugo que tienen y luego poder entregarlo, poder servirme de él.

Parece que tengo una vena romántica, hoy me ha dado por mirar las cosas de otra manera. Quiero acordarme hoy de todos aquellos que no tienen la posibilidad de leer o de escribir, quizá esto cambie mi perspectiva. Recuerdo que mi abuela tenía dificultades para firmar, y dos generaciones después sus frutos estudian lliteratura.

¿Para qué estudiar? Hoy para aguantar un poco el sufrimiento que provoca y ser constante, para no dejarme vencer fácilmente, para centrar mi vida en algo que merezca la pena. Hoy, en mi hoy, estudiar es un fastidio. Pero sé que en otros  momentos he disfrutado como un niño y que me encanta dialogar con mis amigos y alumnos sobre las cosas que voy aprendiendo. Hoy estudio porque no sé.

Un saludo. Vuelvo a estudiar.


Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s