Nuevo blog


Simplemente decir que he cambiado de blog. Ahora escribo fundamentalmente en Blog Personal de Pequeñas Cosas. Cosas de la vida, que nos plantean la necesidad de renovar y seguir adelante.

Os invito a visitarlo, seguirlo y suscribiros por email o a través de Facebook. Será un placer seguir en contacto con vosotros.

Un post con todos los post del trimestre


Si sigues leyendo llegarás a una entrada, y con paciencia, sabrás hallar el lugar en el que hacer click para encontrar un .pdf en el que están todos los post escritos en el blog renovado “Preguntarse y Buscar” del trimestre que terminamos. La edición será mejorada, pero aquí pongo a vuestra entera disposición gratis lo que recibí gratis, y además viviendo. (seguir leyendo)

GRATIS. Anúnciate.


Hoy me ha llegado un correo fabuloso, con una propuesta extrañísima en los tiempos que corren. Me ofrecen espacio en una web (no haré propaganda) para colgar este blog y otros. El argumento que me ofrecen es “anunciarme gratuitamente“. Así de sencillo, sin más. Cogerán un logo que lo identifique, y lo enlazarán. Sin mayor trabajo, sin mayores implicaciones, así de cómodo y fácil en la era de la tecnología. Para los que sepan algo de esto, no hay ningún misterio escondido. (seguir leyendo)

Será Navidad. Incluso a pesar de lo que hagas. Será Navidad.


Ayer aprendí una gran lección de labios de una joven universitaria. Todos compartíamos sobre el sentido de estos días. Aunque tendría que decir que hablábamos del sinsentido de estos días. Unos se quejaban del consumismo. Otros ponían mala cara porque en su familia había tal o cual tensión, y les tocaría verse las caras de nuevo a pesar de los esfuerzos de todo el año por no cruzarse… (seguir leyendo)

4 virtudes para débiles – A mí me vienen bien


En más de una ocasión, cuando leo algo sobre “virtudes” lo primero que me pregunto al terminar es quién puede hacer algo así, llevar una vida de tanta radicalidad, entereza, coherencia, firmeza, compromiso, fortaleza, honor y grandeza. Las virtudes para fuertes, lo siento mucho, pero no puedo considerarlas como virtudes. (seguir leyendo)