19 pensamientos en “Señor, ¿qué quieres de mí?

  1. estoy comvencido que dios no quiere nada de nosotros ya que por ende somos hijos suyos y nos da el libre albedrio para escoger lo que queremos ,creo mas bien que deberia ser que espera DIOS padre de los hijos o acaso es erroneo pensar que EL NO LO HA DADO TODO por tal, motivo debemos retribuirle de la misma manera.

  2. Hola!!Padre…José Fernando, mi pregunta es para usted ¿VALE LA PENA SER SACERDOTE ES ESTE TIEMPO? SI USTED VOLVERIA A NACER VOLVERIA A SER SACERDOTE o religioso? por favor le ruego q me responda por favor es que ya hace varios años tengo esa enquietud de que el Señor quiere de mi qu sea sacerdote y yo digo que ya es hora de dar sentido a mi vida y al año hago el propedeutico en un seminario pero ahora tengo mucho inseguridad tengo miedo que hago le pido que interseda a mi persona en sus oraciones para decir si al llamdo de Dios

  3. Un saludo. Siento la tardanza, pero estos días son muy especiales.

    Te respondo, con la claridad que puedo.

    No puedo repetir. Eso lo tengo claro. Sólo dispongo de una vida y doy testimonio de ella. Quiero lo mejor, busco lo mejor, deseo lo mejor, y en función de eso escucho, miro, atiendo, decido. Pero no lo hago solo. Cristiano desde pequeño, educado desde la infancia por mis padres, llegó un momento en el que supe que podía DECIDIR POR MÍ MISMO. Y lo hice. Giré mi vida, tornó su rumbo. Y poco tiempo después me di también cuenta de que esto era sólo una burbuja adolescente y juvenil. No tenía por qué afrontar mi vida solo. De hecho valoraba que esto era uno de los grandes males de nuestro mundo, que las personas se encerraban, se preocupaban sólo de lo suyo, se aislaban, se escondían, se tenían incluso miedo unos de otros. Comencé entonces a dar pasos en otra dirección. Decidí ELEGIR PREGUNTANDOLE A DIOS. Y miré a mi alrededor. Me di cuenta de que faltaban jóvenes que hablasen de otras cosas, que se centrasen en lo importante. Pregunté a Dios qué quería de mí, en qué lugar sería más feliz y podría amar más y mejor… y recibí respuesta. Se encendió en mi corazón el deseo de ser escolapio y vi en ello el mejor modo de servir a Dios, de ser visto, de acercarme a la gente, de dar testimonio, de abrir caminos, de romper barreras, de ser feliz. Así fue todo.

    Y respondo a tu pregunta. Si volviese a nacer… volvería a preguntar a Dios con valentía y confianza. Si algo me gustaría cambiar, sería más fe, más fuerza, más libertad, más… AUNQUE, sinceramente, creo que estoy a tiempo y en camino. Voy poco a poco, pero sé que voy avanzando.

    Insisto. A mí me ha hecho feliz. Creo que a muchos jóvenes que vagan de un sitio a otro les haría felices. Y también sé que hay felicidad en torno a mí. Con fe se es capaz de DEMASIADAS cosas. Yo no imaginaba que llegaría a donde estoy. Y doy gracias por encarnar el Evangelio día a día.

  4. estoy indeciso,padre! no encuentro una razon suficiente para dirigir mis acciones estudio una carreara en una universidad donde constantemente hacen Huelga, seria zapaz de dirigir una masa y colmar todo esto pero me debilito al saber que me puede pasar algo y sea mis padres y mis hermanos los que sufran. Mi mente esta ucupada y sin rumbo ocupada porque una vez me enamoré y como nunca me gustó perder y la sigo queriendo cuando, cuando una persona no tiene razon y para no enfadardarla soy yo el que pide perdon hay personas que quieren estar conmigo y darme su amor pero yo no los acepto se que puedo dañarlas y es lo que menos quiero ¡padre! que paso mi mente quiero que sea como antes ,las cosas bien definidas ,claras y tener motivos para ser feliz.Se que lo espiritual es mas importante que lo material pero mi parte envidiosa quiere a costa de todo poseer mas material.!quiero! paz!! y yo hare el resto. Dame un motivo suficientemente fuerte para soportarlo todo y ser feliz yo, los que me rodeen y las personas a quienes pueda ayudar.

  5. Padre me gusta la vida de Jose de Calasanz, la lei,
    soy bibliotecaria parroquial. Estoy preocupada por que Dios le inspira los niños pobres.
    Que ellos tengan escuelas gratuitas y con formación católica.

    Es lo que Dios le inspiraal santo.
    Busque en Rosario escuelas pias para niños pobres que no pueden pagar y se puedan formar y no se donde están porque la que conozco es paga.

    Calasanz es patrono de las escuelas públicas en Argentina por ley del año 1955. El es primer fundador de las escuelas publicas en Sevilla y en el mundo mantenidas por el estado. Luego estas escuelas se difuden en el mundo.

  6. me hice la pregunta en mi mente, la tecleé en mi computadora y encontré esta página, se siente bonito saber que muchas personas estan en este mundo para ayudarnos o quizás somos todos mensajeros de Dios, al menos así me siento algunas veces, pero siento – personalmente – que no sé realmente que quiere Dios de mi, le entrego mi vida todos los días y nada pasa, sin rumbo, sin trabajo, en fin sabrá Dios darme alguna respuesta no se si tarde o temprano…..solo Dios sabe

  7. Esta es la pregunta que me planteo con más intensidad desde hace varios meses. Hace años abandoné mi relación con la Iglesia por, según mis pequeños razonamientos del momento, no comprender demasiadas cosas o encontrarlas muy alejadas de la razón, la lógica y, por extensión, del sentido e interpretación de la realdiad que se deriva de ellas.Actualmente me debato entre un espiritualismo de base muy amplia, y entre plantearme de forma “nueva” mi relación con la fe cristiana católica. Soy lo que en terminología católica convencional, sería un “gran pecador” o un “terrible pecador” Asumo este concepto humildemente, y lo asumo porqué me lleva al núcleo de la cuestión planteada con la pregunta, Señor, ¿qué quieres de mi? Creo, modestamente y sin ninguna base teológica para mi razonamiento, que FORMAMOS PARTE DE DIOS, del mismo modo que una célula de nuestro hígado forma parte de este conjunto biológico más amplio que es, no sólo un organismo humano, sino “todo” organismo humano. Veo a Dios como Estructura Suprema (perdón por las connotaciones mecanicistas del término) donde, por pura y simple COHERENCIA,cada pequeña unidad, o sea nosotros, debemos de interactuar siendo y asumiendo lo que somos: una parte infinitesimal del conjunto que PARTICIPA DE CIERTAS CARACTERÍSTICAS DIVINAS como la vida, pero sin la cual, el conjunto es otra cosa completamente diferente e incompleta. Desde el momento en que asumimos que somos algo más que un conjunto de reacciones bioquímicas interactuando de forma simultánea para el mantenimiento de un sistema biológico, hemos de admitir que también interactuamos simultáneamente y de forma permanente a nivel “no material” o espiritual con el Todo, o sea con Dios. Paz y bien a todos cuantos lean estas líneas.

  8. Yo tengo una pregunta a ver si alguien me puede responder,…, ¿por qué cuesta ver lo que Dios quiere de ti?. Yo siento que Dios me llama, pero no sé a qué…yo quiero seguirle…pero me entran los miedos y me bloqueo. Me cuesta confiar porque a veces pienso que lo que Él me va a pedir yo no voy a ser capaz de dárselo.

    • Acojo tu pregunta, y la comprendo perfectamente. He pasado por las mismas dudas e inquietudes. Los primeros pasos son costosos, porque me sacan de lo habitual, me sitúan en un terreno en el que toca confiar, fiarse y comprometerse.
      Mi experiencia ha sido, sin embargo, que después de los primeros pasos he podido respirar una tranquilidad y paz mayor. Empezar a vivir confiando ofrece algo que no es fácil de explicar. Y, cuando hago lectura de mi historia, descubro que Dios nunca me pidió más de lo que podía dar. Me pedía “más” pero porque es mejor vivir amando, porque no hay comparación con otras cosas, porque así soy verdaderamente feliz. Dios se la juega también con nosotros en el camino, no pide para dejarnos abandonados.

  9. tengo casi 39, desde los 15 más o menos pregunto esto; y en las distintas etapas de la vida, la pregunta va tomando una fuerza nueva, aunque en apariencia parezca que pregunto siempre lo mismo me doy cuenta que no.
    Rezar esta pregunta, decirla desde lo hondo del corazón es advertir que uno no desea otra cosa que vivir en su voluntad. Antes deseaba una respuesta en términos muy humanos, casi de “receta”. Que algún maravilloso gesto o señal me dejara claro que Dios quería esto o aquello..
    Hoy, siento y creo que Dios me llama a amar, siempre, donde sea, en mi historia, en el contexto que vivo, con mi realidad. No va a pedirme algo que ya no esté escrito en lo hondo del corazón, que ya no despierte en mí un deseo profundo y verdadero. No hay cosa rara en esto. Siento desde hace muchos años que Dios me “pide” algo más, (digo pide que en mí resuena como invita, seduce, enamora, atrae, enciende, cautiva, propone) y recién ahora cuando finalmente decido dar un paso silencioso y muy íntimo, muy verdadero, sin “formas especiales”, siento una alegría en el corazón que no se si alguna vez había sentido así, paz que desborda, y un descanso en el alma inmenso. Confío, y doy el paso; no sin cierta sensación de abismo delante, pero con plena confianza en que Dios no puede desdecirse de su Amor. Si Él quiere, yo quiero… Que sea lo que Él quiera.
    Gracias por esta entrada, por recuperarla de los archivos.
    Un abrazo!

  10. hola Padre José Fernando, soy una persona q tuve una vida pagana en farra, bailes y cosas asi. pero un dia un compañero me hizo una invitación de ir a la iglesia fui pero me senti tan mal en la santa misa con una desesperación como q alguien me llamaba y queria q saliera del sitio donde me encontraba q era la iglesia…. desde ese entonces empece a concurrir a la iglesia hasta q ingrese a un grupo movimiento juan XXIII, poco a poco fui incluyendome más a la iglesia hasta q soy animadora de un grupo de niño de infancia y adolescencia misionera….. ahora me siento bien en el cambio de mi vida…. me guta los niños…. he estado en formacion para aprender un poco más de jesus.. pero no se si me falta decisión de irme y ser misionera… pienso en mi hijo….. y e suna decision fuerte… ayudeme como puedo saber yo q en realidad queiro ser misionera a pesar de q me gusta ayudar a muchos especialmente a los niños.. gracias dios lo bendiga

  11. Pingback: Buscando la voluntad de Dios | Preguntarse y buscar

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s